Para todos vosotros

Hola a todos los que querais seguirme. Por fin y tras mucho tiempo he decidido crear un blog.

En él encontrareis una gran variedad de temas, para gusto de muchos, y quiza disgusto de algunos pocos. Pero principalmente relativos al Antiguo Egipto e Historia en general.

¿Porque lo llamo El amor mas grande?. Porque esta dedicado a mi pequeña de seis meses Judith Nefertari, nuestro milagro, nuestro pequeño tesoro que nos da cada dia ganas de vivir. Tambien esta dedicado a Egipto, pais por el que mi marido y yo sentimos un amor especial, y es el lugar donde siempre queremos volver....

Espero que disfruteis de este blog.

UN LLAMAMIENTO AL MUNDO: ¡AYUDADNOS A SALVAR LOS TEMPLOS DE NUBIA!

ANTECEDENTES


En 1956, el gobierno egipcio de Gamal Abdel Nasser anunció la construcción de una enorme presa en Assuán, que si bien ayudaría a controlar las crecidas del río (y con ello ayudaría enormemente a la economía egipcia), supondría sin embargo un gran peligro para los monumentos de la zona nubia (situada al sur de Egipto, entre este país y Sudán).la UNESCO en 1959, a través del Prof. Vittorino Veronese, lanzó un angustiosos SOS:¡¡AYUDAD A EGIPTO A SALVAR LOS TEMPLOS DE NUBIA!!

 y rápidamente numerosas expediciones arqueológicas de todas las partes del mundo se dirigieron a la zona para estudiar in situ la situación. Al final se lograron salvar más de 20 templos.


Cincuenta países acudieron a esa llamada, entre ellos España, y las obras totales costaron unos 80 millones de dólares, de los cuales la mitad fue aportado por estos países. El gobierno egipcio, en agradecimiento, regaló parte de su patrimonio a todos los países que participaron en el salvamento, y a España le tocó el pequeño templo de Wadi Debod, que actualmente se halla en Madrid, y que fue salvado de las aguas del Nilo y transportado a nuestro país en piezas. En el año 1970 llegaron las piezas al puerto de Valencia, y al año siguiente comenzó su montaje en Madrid. El sitio definitivo para su instalación fue cerca del Parque del Oeste y la Plaza de España.

El salvamento de los templos nubios egipcios fue el punto de partida para la creación de la Convención del Patrimonio Mundial de la UNESCO, mediante la cual se intentan proteger aquellos lugares de interés cultural o natural para el beneficio de la humanidad. El 16 de Noviembre de 1972 la Conferencia General de la UNESCO aprobó la Convención sobre la protección del patrimonio mundial cultural y natural.

La presa de Asuán tendría como efectos positivos proporcionar 20.000.000.000 Kw. de energía eléctrica a las dos naciones; con una capacidad de agua de 15.000.000 ms. Cúbicos, y, por otra parte, 3.000.000 Has. De regadío a Egipto. Como efectos negativos o secundarios estaban previstos la desaparición de la Baja Nubia con sus restos arqueológicos y la consiguiente deportación de la población sudanesa hacía el sur y de la egipcia hacia el norte del Nilo. La zona inundada por el lago Naser, donde el agua alcanzaría la cota 60 sobre el cauce, se extendería unos 500 Kms., a lo largo del Nilo, con anchuras máximas de 100 Kms. Y medias de 20/10 kms., desde Asuán hasta cerca de 100 Kms. Al sur de la segunda catarata del río, llamada “Batn el Haggar” o vientre de piedra, donde aflora el granito erosionado por la corriente, formando innumerables islotes.


Pero antes de la inundación prevista para 1966, era necesario rescatar los inmensos yacimientos con sus materiales y los suntuosos monumentos, lo que dio lugar a unas investigaciones intensas y sin precedentes en la historia.

España,entre muchisimos paises atendió a la llamada, respondiendo positivamente con la creación, en 1959, del “Comité Nacional Español para el Salvamento de los Tesoros Arqueológicos de Nubia”, presidido por el ex ministro de Asuntos Exteriores D. Alberto Martín Artajo, siendo nombrado Director General de la“Misión Arqueológica Española” D. Martín Almagro Basch, catedrático de prehistoria de la Universidad Complutense, quien organizó y dirigió la Misión durante 7 años, desde 1960 a 1966.

Los templos salvados fueron los siguientes:


• Templos de Debod, Qertassi y Taffa, Periodo Ptolemaico

• El gran templo de Kalabsha, construido por Augusto al dios local Mandulis

• El templo de Beit el Wali 

• el pequeño templo de Dendour

• Templo de roca de Ramses en Gerf Husein,

• Templo de Dakka de epoca Ptolemaica

• Templo de Maharraqa, epoca romana

• Templo de Ramses II en Wadi es Sebua,

• Templo de Amada, construido durante el reinado de Thutmosis III y Amenophis II 

• Templo de roca de Derr, epoca de Ramses II,

• Capilla de roca de Thutmosis III en Elleysia, al norte de la fortaleza de Qasr Ibrim, centro politico de importancia en epoca romana y posteriores

• Los dos grandes templos de Ramses II en Abu Simbel

• Pequeña capilla de Horemheb en Abu Oda ,cerca de la gran ciudad fortificada de Gebel Adda (epoca romana y posterior).

En la Nubia Sudanesa, los siguientes monumentos:

• Templo de Ramses en Aksha

* El templo de Philae

• Ciudad fortificada de Buhen con dos templos de la Dinastia XVIII y dos templos del mismo periodo en Semna

Todos los paises que colaboraron se volcaron activa y rapidamente en la llamada desesperada de ayuda que lanzó Egipto al mundo entero. No se podian perder todos estos templos, especialmente Los grandes templos de Abu Simbel (la montaña pura es su significado).

SALVAMENTO DE LOS GRANDES TEMPLOS DE ABU SIMBEL


Tal vez el salvamento más espectacular fue el de los templos de Abu Simbel (Gran Templo de Ramsés II y Templo de Hathor, o Pequeño Templo, dedicado a su esposa favorita, Nefertari), pues hubo que cortarlos en bloques, trasladarlos y montarlos en su nuevo emplazamiento (menos de 200 metros del originario y a 64 metros más alto), y reconstruir el paraje original. El tamaño colosal de los dos templos de Abu Simbel dificultó las tareas, pero finalmente se consiguió, y se convirtieron en el símbolo de la labor de salvación de los templos nubiosDe todos los proyectos presentados, había dos que podían considerarse como viables. El primero consistía en conservar los templos en su sitio, protegidos con un dique, y luego elevarlos mediante grúas o por flotación, encerrándolos en enormes cajones de cemento para después transportarlos. Pero finalmente se descartó y se eligió un segundo proyecto más sencillo y con menos costes, aunque muy arriesgado. Se trataba de cortar los templos en trozos y llevarlos pieza a pieza a otro sitio, para luego montarlos.









La operación se realizó en seis fases:



1. Se aplanaron las colinas que cubrían los templos (ambos estaban excavados en la pared rocosa) y se excavó hasta llegar a unos 80 cm de los techos. Así se quitaron unas 300.000 toneladas de rocas sin usar explosivos, que hubieran puesto en peligro la obra.



2. Se construyó un muro de contención para evitar que la crecida de las aguas afectara durante el trabajo de desmontaje y traslado de los templos.





3. Se desmontaron los edificios en 1036 bloques de 30 toneladas cada uno. Esta fue la fase más delicada, porque la arenisca de que estaban construidos los templos corría el riesgo de deshacerse, por lo que hubo que inyectarle resina sintética para reforzar la piedra.




4. Se numeraron los bloques para su traslado, mientras se iban almacenando en otro lugar hasta el desmontaje final. El templo grande supuso un total de 11.500 toneladas, y el pequeño 3.500.



5. Se construyó una superestructura de cemento en el nuevo emplazamiento, donde se fueron fijando todos los bloques, guardando todas las orientaciones y posiciones originales.



6. Se reconstruyó el paraje que rodeaba a los templos, pero de forma artificial, haciendo para ello una bóveda de cemento que sostuviera todo el conjunto monumental.



Los trabajos comenzaron en 1963, y se inauguró el 22 de septiembre de 1968, aunque no se remató la obra hasta 1972. El total de trabajadores que participó durante 6 años en la empresa fue de 900.




Si espectacular fue el trabajo de traslado y montaje de los dos templos, igual de impresionante fue la obra de ingeniería llevada a cabo para darle forma y sustentar la colina artificial sobre la que se montaron los templos. Las bóvedas, fabricadas con hormigón y arena, sirvieron para darle la forma anterior de la montaña. ciertamente los turistas quedan boquiabiertos al ver semejante obra “faraónica” de los tiempos modernos.


Porque amar Egipto

Sin lugar a dudas, entre la gente que nos rodea podemos encontrar personas que admiran la pasión y el fervor que sentimos los que amamos Egipto y su historia, pero por desgracia tambien encontramos aquellas personas, por suerte las mínimas, que rechazan esta admiración por el simple hecho de relacionar el país con su historia.

Y cuando digo esto me refiero a los detestables comentarios de: "Uf, si son arabes". Y que yo desgraciadamente me lo he encontrado en varias ocasiones. Y que mas da si son arabes, si lo que realmente amamos los estudiosos de la egiptologia es su historia, aquella civilizacion que fascinó al mundo moderno con sus descubrimientos y que hoy en dia sigue fascinando a las generaciones venideras.

Yo amo Egipto, si, y tambien su cultura, aunque sea dificil de comprender su modo de vida actual, pero si quieres conocer la historia de Egipto, no te queda otra que IR A EGIPTO, y nada mas.

Me siento muy orgullosa de esta afición, que asi empezó cuando tenía 12 años y tuve mi primer libro sobre la historia de Egipto y que cada dia ha ido incrementándose hasta hoy que tengo 40 años, y por supuesto espero que mi pequeña Judith Nefertari se sienta atraida por esta civilización que tanto aportó a la historia y que aún sigue en pie a traves de sus templos, pirámides y monumentos, para que todos podamos disfrutar del legado que nos dejaron para las civilizaciones venideras.

He dicho.